Entradas

Mostrando las entradas de agosto, 2017

Semillas de Fe con Nuvia Hughes

Imagen
Te bendecimos mi Dios, levante sus manos lo mal alto que pueda hacia el Señor, despójese de cualquier cosa que quiera venir a perturbar su relación con el Señor,  eche fuera todo pensamiento contrario a la palabra, reciba su libertad, porque somos libres en Jesucristo, alabe a su Señor con libertad, la libertad que Él nos ha dado a través de su sacrificio, Gloria a tí mi Dios, te bendecimos, te exaltamos porque eres bueno, porque grande  es tu misericordia para con nosotros, grande es tu amor para con tus hijos, gracias mi Señor, cuanto te amamos, cuanto te bendecimos a ti, descanse en su Dios, Él es su paz, diga “Dios gracias que Jesucristo es mi paz” Gloria a Dios, Él es nuestra paz, Él es nuestro descanso, por eso nos dijo que echemos toda ansiedad sobre Él porque Él cuida de nosotros, Él se hace cargo de nosotros, Él se hace cargo de sus hijos así como usted se asegura que a sus hijos no les haga falta nada, se asegura que sus hijos estén en paz, cuanto más el padre celestial que …
Imagen
El que tiene oídos para oír, lo que el Espíritu Santo dice a la iglesia




No luches como el atleta que solo lo hace por querer concursar, sin esperar ganar. Lucha para desarrollarte como un atleta , que se ve siempre llegando a la meta, lucha para vencer obstaculos. Llegara el tiempo en que no versa ni viviras en derrota, ni fracas. Ser luchador es ser correcto para respetar las leyes que operan en lo que haces. Ser un luchador es el que quiere ocupar siempre su ;igar de triunfo, exito y no cederlo. Ser un luchador es aquel que no se ve menor, que no se ve debil ante nada, siempre se ve fuerte, listo para toda buena obra, por que sabe quien lo llamo, sabe quien lo prepara, sabe quien lo guia, sabe quien lo Consuela, sabe quien lo sostiene (1 Juan 4:4) Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo. Sea un luchador que sabe combatir y se apropia de lo que es tuyo. Esfuérzate para lograr algo.  ¿No sabéis que los q…

Seminario de Oracion Oracion Intercesora

Imagen

Expectativas Para EL Seminario de Fe 2017 Parte 1

Imagen

Seminario de Oración

Imagen
Imagen
El que tiene oidos para oir, oiga lo que el Espiritu Santo dice a la iglesia

Cree lo que dice mi palabra, cree lo que hablas. Ten seguridad al hablar, ten seguridad a actuar en mi consejo, ten seguridad que nada malo te acontece (Salmos 91:7-10). Busca la paz y siguela. Mi paz os dejo mi paz os doy, yo no la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazon ni tenga miedo (Juan 14:27). No te preocupes, ten seguridad de lo que hablar acerca del consejo de mi palabra. Busca entender con revelacion lo que yo hablo para tu bien, dedica tiempo para oir, y en lo que oiste cree que recibes, actua con seguridad que recibes. Tienes a alguien contigo, tienes a alguien que te habla, tienes a alguien que te enseña, tienes a alguien que te aclara dudad, temores y es el Espiritu Santo. El os enseñara todas las cosas y os recordara todo lo que yo os he dicho (Juan 14:26). No busque a alguien que le hable o motive, tiene al consolador = Espiritu Santo, escuchelo, no se angustie tu corazon, cree en …
La Gente Humilde es Gente Feliz Es difícil tratar con la gente orgullosa, porque rehusa la correccion y el buen consejo. De echo, Proverbios 16:5 dice : "El Señor aborrece a los arrogantes". Nadie les puede decir nada, porque ellos piensan que ya saben todo. Como son dogmáticos en sus opiniones, están siempre a la defensiva, lo cuál les dificulta recibir corrección. Para ellos, eso pareceria ser una admisión de que están equivocados, y es algo que les resulta imposible hacer.
En el ministerio, El Señor usa al Pastor para traer corrección por medio de su Palabra. Generalmente, la carne no quiere, pero es lo que nos hace creer en el Señor. Aunque traten de hacerlo de una manera amorosa, algunas veces, las personas reaccionan con ellos porque siendo orgullosas resisten la verdad. Pero Jesus nos dijo que es la verdad lo que nos hará libres (Juan 8:32). Recuerde: la gente libre es gente feliz.
Debe traer paz a los Pastores que no es su tarea convencer a las personas, eso es tarea…
Imagen
El Buen Plan de Dios 
El plan de Dios para nuestras vidas fue establecido en el reino espiritual aún antes de la fundación de la tierra, y es un buen plan, como vemos en Jeremías 29:11: "Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes afirma el Señor, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darte un futuro y una esperanza".

El Salmo 139:16 nos dice que antes de que hubieramos nacido, Dios habia planeado nuestros días. Sin embargo, Satanás ha trabajado duro para destruir el buen plan del Señor en muchos de nosotros, y ha tenido un alto porcentaje de éxitos.

Dios envió a su Hijo, Jesus para redimirnos y restaurar todas las cosas a su correspondiente orden. El escribió su voluntad para nuestras vidas, y cuando la creemos y la confesamos, literalmente, comienza a convertirse en realidad.

Algunas personas creen por un gran número de cosas, pero ven muy pequeñas manifestaciones de ellas. Quizás la razón es porque lo creen, pero no lo dicen. Ellos pueden ver algunos re…
Imagen
¿Sabías Qué?Hay una diferencia entre una conciencia de pecado y una conciencia de Dios.


 Juan 16:7-11 nos dice que el Espíritu Santo habla a nuestra conciencia y nos convence de pecado y justicia. Su convicción tiene el propósito de hacer que nos arrepintamos, que significa que demos vuelta y tomemos la dirección opuesta a la anterior, en lugar de la incorrecta en la que íbamos.
Entender que la convicción es diferente de la condenación puede llevar algo de tiempo. Erróneamente, muchos hijos de Dios se condenan a si mismos cada vez que el Espíritu Santo los exhortaba por algo de su vida que no esta en la voluntad de Dios. La convicción de Dios tiene el propósito de levantarnos de algo, de ayudarnos a movernos a un lugar más alto en la voluntad de Dios y su plan para nuestra vida. La condenación, por otro lado, nos oprime y nos coloca bajo una carga de culpa demasiado pesada.  Es normal sentirse culpable al principio cuando recién se nos convence de pecado; pero seguir sintiéndonos culpab…