El que tiene oidos para oir, oiga lo que el Espiritu Santo dice a la iglesia



Cree lo que dice mi palabra, cree lo que hablas. Ten seguridad al hablar, ten seguridad a actuar en mi consejo, ten seguridad que nada malo te acontece (Salmos 91:7-10). Busca la paz y siguela. Mi paz os dejo mi paz os doy, yo no la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazon ni tenga miedo (Juan 14:27). No te preocupes, ten seguridad de lo que hablar acerca del consejo de mi palabra. Busca entender con revelacion lo que yo hablo para tu bien, dedica tiempo para oir, y en lo que oiste cree que recibes, actua con seguridad que recibes. Tienes a alguien contigo, tienes a alguien que te habla, tienes a alguien que te enseña, tienes a alguien que te aclara dudad, temores y es el Espiritu Santo. El os enseñara todas las cosas y os recordara todo lo que yo os he dicho (Juan 14:26). No busque a alguien que le hable o motive, tiene al consolador = Espiritu Santo, escuchelo, no se angustie tu corazon, cree en Dios, cree tambien en la palabra = Cristo (Juan 14:1). El Espiritu Santo, es nuestro consolador y esta con nosotros para siempre (Juan 14:16). El Espiritu de verdad al cual el mundo no puede recibir por que no lo ve ni le conoce pero nosotros le conocemos por que mora en nosotros  (Juan 14:17). El mundo no le ve ni le conoce al Espiritu Santo per ousted si lo debe de ver = manifestaciones, y debe conocerlo. Pero si no lo ve ni le conoce entonces no cree lo que dice la pabra, ni cree lo que habla ni hay seguridad de lo que dice que cree y habla. O ignorais que vuestro cuerpo es temple del Espiritu Santo el cual esta en vosotros, el cual teneis al Dios? (2 Corintios 6:19). Ten seguridad que el Espiritu Santo te guia, te habla, te Consuela, ten seguridad en todo lo que haces. Por que todo te sale bien de acuerdo lo que dice la palabra (Josue 1:8). No te limites versa grandes cosas manifestarse, poder sobrenatural. El Espiritu Santo es el manifestador y mora con nosotros. No viva con inseguridad por que eso es temor y con temor va a hacer las cosas y nada le va a salir bien. Tienes la palabra de Dios que te dice todo lo que Dios ya hizo por ti. Todo lo que fue pagado por Cristo para ti y el Espiritu Santo esta en ti para mnifestar lo que ya fue hecho y pagado, temor, duda, incredulidad paran el poder de Dios. Y no pudo hacer allí ningún milagro, salvo que sanó a unos pocos enfermos, poniendo sobre ellos las manos y estaba asombrado de la incredulidad de ellos. Y recorría las aldeas de alrededor, enseñando. (Marcos 6:5-6). Veras grandes cosas manifestarse, no dudes, cree lo que oyes, cree al momento de hablar la palabra. Alégrate al recibir la palabra, alégrate al recibir todo lo que esta escrito. Todo es para nosotros y son grandes cosas buenas. Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación. El, de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas. (Santiago 1:17-18). Nos dio vida, nos dio salud, prosperidad, nos dio todo mediante el mensaje de la verdad. La verdad se cree firmemente. Este es el Dios en quien Abraham creyo, el Dios que da vida a los muertos y crea las cosas que aun no existen (Romanos 4:17). Cree firmemente lo que Dios cumple lo que nos ha dicho.  Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios, plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido (Romanos 4:20-21). No dudes reprende toda incredulidad al momento de oir la palabra, al momento de hablar, al momento de actuar. Conforme a lo que esta escrito; crei por lo cual hable. (2 corintios 4:13). No busque justificar por que no ha creido, por que no habla conforme a la palabra, por que no hay nada que justifique no hacerlo. Echa fuera toda incredulidad. No dude ni desconfie de la promesa de Dios para ti. Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios (Romanos 4:20). Por lo cual también su fe le fue contada por justicia (Romanos 4:22). Y esto de que Dios lo acepto como justo por su fe no se escribió solamente de Abraham se escribió también de nosotros. Pues por nuestra fe Dios nos acepto como justos también a nosotros los que creemos en aquel que resucito a Jesus nuestro Señor que fue entregado a la muerte por nuestros pecados y resucitado para librarnos de culpa (Romanos 4:23-25). El Espiritu Santo resucito a Cristo, del infierno lo saco al tercer dia. (Salmos 18:16-18). Cree que el Espiritu Santo te revela, te habla, te enseña, te guía, te aconseja, te manifiesta lo que cree tu corazón y lo que tu boca habla de acuerdo a la palabra de Dios. No dudes, cree y veras la Gloria de Dios. Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios? (Juan 11:40). No te he dicho que si crees veras el poder de Dios manifestado?  Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible. (Marcos 9:23). Cree lo que dice la palabra, cree al hablar la palabra, cree al oir la palabra, cree al actuar en la palabra y veras grandes cosas. Si crees = veras.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Qué dice la Palabra de Dios acerca de la caravana de Migrantes?

TAREA ESCOLAR

TAREAS DE LA CASA