El que tenga oídos para oír, oiga lo que el Espíritu Santo dice a la iglesia.


Resultado de imagen para santiago 3 10

Con amor eterno te he amado por tanto te prolongue mi misericordia. Su amor ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado. En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor. Dios es amor y el que permanece en amor permanece en Dios y Dios con Él. (Jeremías 31:30) (Romanos 5:5) (1 Juan 4:16-18). No deje que el temor te acobarde, siga las instrucciones que la Palabra de Dios dice. USE LA FE que esta basada en la Palabra. No hable temor. Mayor el que esta con ustedes que el que esta en el mundo. (1 Juan 4:4). Ponga su confianza en lo que dice su palabra y vera manifestaciones del poder de Dios. Actué en fe, no en miedo. El temor lleva en sí castigo donde el que teme no ha sido perfeccionado en el amor. (1 Juan 4:18). Castigo son las consecuencias que vienen por el temor, el temor atormenta y eso es vivir sin paz y vivir así no anda en el amor de Dios, ni en fe. Andará solo o desprotegido. Dios está con nosotros y eso debe reflejarse por medio de la paz y seguridad que tenga, en que la palabra se cumple en usted. En esto se ha perfeccionado el amor, en nosotros para que tengamos confianza en el día del juicio, porque nosotros somos en este mundo tal como es Jesucristo. (1 Juan 4:17). Tenga confianza en Dios, en lo que dice su palabra. Todo lo que es hijo de Dios vence al mundo y nuestra fe nos ha dado la victoria sobre el mundo. (1 Juan 5:4). En el mundo tendrás aflicción pero confiad yo he vencido al mundo. (Juan 16:33). Actué en la Palabra de Dios, ponga su corazón en la palabra no traiga su corazón en temor, muévase del temor y ponga su corazón en paz. Tu guardas en completa paz aquel de carácter firme porque confía en ti (1 Samuel 26:3). Confíen siempre en el Señor, porque Él es refugio eterno (1 Samuel 26:4).  Confíen en la palabra, el Señor es la palabra. El camino de los justos es recto, tu Señor haces fácil su camino. Nosotros nos sentimos seguros en el camino señalado por tu palabra Señor, lo que nuestro corazón desea es meditar en ti. (1 Samuel 26:7-8). Yo soy el camino, la verdad y la vida. (Juan 14:6). Tenga paz en su corazón, viva seguro en el camino señalado por su palabra. Que su corazón medite la palabra en lugar de estar meditando en el temor, calme su corazón, deje que su corazón crea lo que dice la palabra. Con el corazón se cree, con la boca se confiesa lo que cree. (Romanos 10 :10). Levántese del temor y corra a la palabra y quédese para siempre en ella. Y aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho mas abundantemente de lo que pedimos o entendemos según el poder que actúa en nosotros. (Efesios 3:20). El poder que esta en nosotros, el poder de la fe. Fe llama las cosas que no son como si fuesen. (Romanos 4:17). Es poderoso llamar las cosas que Dios dijo. Fe llama lo muerto a la vida, llama la enfermedad a la salud. Fe llama lo imposible a lo posible. En este poder debe actuar, caminar, vivir. No actué, camine, viva en temor. Escuche la voz del buen pastor y atienda su llamado. (Juan 10:3). Cambie la actitud del corazón y de la mente. No se meta a vivir en ese ambiente de tribulación por lo que esta pasando. Salga de ahí y corra al ambiente de lo que dice la palabra de Dios. No vivan ya según los criterios del tiempo presente, al contrario cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir y lleguen a conocer la voluntad de Dios, es decir lo que es bueno, lo que es grato, lo que es perfecto. (Romanos 12:2). No vivan ya según los criterios del tiempo presente. Es tiempo de salir y meterse a la palabra para hacerlo de todo corazón, creer de todo corazón actuar de todo corazón. No este en dos cosas tratando de creerle a Dios y oyendo los criterios del tiempo presente. Acaso alguna fuente echa por una misma apertura sale agua dulce y amarga? Hermanos míos, puede acaso la higuera producir aceitunas  la vid higos?. Así también ninguna fuente puede dar agua salada y dulce. (Santiago 3:11-12) agua=palabra. No se puede ver resultados, si habla palabra y duda o temor al mismo tiempo. De una misma boca proceden bendición = palabra y maldición=temor. Hermanos míos este no debe ser así (Santiago 3:10).Establezca su corazón en que va a creer, no se angustien ustedes confíen en Dios y confíen también en mi (Juan 14:1). Jesucristo lo dijo.





















Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Qué dice la Palabra de Dios acerca de la caravana de Migrantes?

TAREA ESCOLAR

TAREAS DE LA CASA