El que tenga oídos para oír, oiga lo que el Espíritu Santo dice a la iglesia.


Resultado de imagen para 2 corintios 5 7

Cuando parece todo cerrarse, Dios te recuerda que hay esperanza, nos dice que la muerte y devastación no tienen la última palabra, eres tu quien tiene la ultima palabra. Ya sea que confíes o dudes de Él. Es Dios la solución de todo, nada te asegura que tienes protección, seguridad, mas que Dios. El cuida de nosotros, mas no porque le digamos que nos cuide veremos resultados. Sino por el conocimiento que tengas en la palabra. Su palabra es el escudo que esta alrededor nuestro. Pero tu Señor eres mi escudo protector, eres mi gloria , eres quien me reanimas (Salmos 3:3). Para confiar en Dios debes tener conocimiento de la palabra, tener confianza es porque estas creyendo su palabra y estas actuando en ella. Fe viene por el continuo oír la palabra (Romanos 10:17). Si tienes fe en lo que has conocido vas a renovar tu mente  y vas a vivir en la manifestación de la palabra de Dios. El justo por la fe vivirá. Gente se acerca a Dios por miedo de lo que ve, de lo que esta pasando. Debe acercarse creyendo que Él existe, y el medio para creer es a través del conocimiento de la palabra. Hoy es cuando mas debes tener la seguridad que lo que oyes lo aprovechas porque de eso depende en que nivel de fe andas. Para que la participación de tu fe sea eficaz = tenga resultados en el conocimiento de todo el bien que estas en vosotros por Cristo Jesús. (Filipenses 1:6). Ese bien que esta en nosotros es la palabra= semilla, es la oportunidad para tomar una decisión de cambiar la condición de como se encuentre en el nivel de fe. No desaproveche la oportunidad de aprender como usar la palabra de Dios, usar la autoridad que tenemos. Va a llegar el momento en que te vas a dar cuenta en que te hizo falta aquello que no aprovechaste oír. Ahora tu eres quien vas atar todo peligro que se avecina a ti, a tu casa y si no tienes confianza. Que va a pasar contigo y tu casa? Quedarás como las que nunca creyeron lo que oyeron en la palabra, De a cual eres tu? Dios no va a hacer nada por ti si tu no empiezas haciendo algo por ti. Tu estas en la tierra y tu eres quien tomas la iniciativa y no esperes que otros la tomen para decidir por ti. Les aseguro que todo lo que ustedes aten en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desaten en la tierra quedará desatado en el cielo. (Mateo 18:18). La autoridad para atar o desatar la tienes en la palabra = semilla. La palabra que oyes debes recibirla con tu corazón para que puedas creer y asi puedas hablar lo que dice la palabra. Para que no hables temor, inseguridad. Dios nos dio una tierra sana, unos mares sanos. A lo seco Dios lo llamó tierra y al conjunto de aguas lo llamó mar. Por eso dice la palabra que tu tienes la autoridad para atar lo que estas viendo ilegal, prohibido que no va de acuerdo con lo que Dios hizo, y tienes la autoridad de desatar lo que es legal. Lo que va de acuerdo con lo que Dios hizo, es el diablo quien enfermó la tierra, mares, gente. El ladrón viene solamente a matar, robar y destruir, pero yo = la palabra, he venido para que tengan vida = confianza y para que la tengan en abundancia (Juan 10:10). El diablo roba, mata, destruye lo que Dios hizo para ti porque no hay confianza en ti, por eso tu debes tener plena confianza en la palabra para que no penetre y robe y mate y destruya tu vida, casa. Es la palabra de Dios la seguridad que todo hijo de Dios debe tener. Aquí no es gente, cosas, es Dios, y Él se mueve a través de la palabra. Su palabra trae fe para movernos por fe y no por vista (2 Corintios 5:7). Dios no se mueve porque llores de pánico, la palabra echa fuera todo temor (1 Juan 4:18). La palabra trae paz, eso es confiar, eso es vivir en seguridad. Vivimos sostenidos por la fe que esta basada en la palabra de Dios. Porque la palabra de Dios tiene vida y poder. Es mas cortante que cualquier espada de dos filos y penetra hasta lo mas profundo del alma=mente y del espíritu, hasta lo mas profundo = intimo, de la persona, y somete a juicio los pensamientos y las intenciones del corazón. (Hebreos 4:12). Es la palabra quien nos mantiene firmes. Todo aquel que viene a mi y oye mis palabras y las hace = actúa os indicare a quien es semejante = igual. Semejante es al hombre que al edificar una casa y cavo y puso el fundamento sobre la roca y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa pero no la pudo mover porque estaba fundada = firme sobre la roca = palabra = semilla (Lucas 6:47-48). Aprovecha y aprende. La palabra es el escudo de protección y seguridad para ti. Cree y confía en Dios, es a través de su palabra. Toma tiempo para oír su palabra. Mientras iba de camino con sus discípulos, Jesús entró en una aldea, y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Tenía ella una hermana llamada María que, sentada a los pies del Señor, escuchaba lo que él decía. Marta, por su parte, se sentía abrumada porque tenía mucho que hacer. Así que se acercó a él y le dijo:―Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sirviendo sola? ¡Dile que me ayude! ―Marta, Marta —le contestó Jesús—, estás inquieta y preocupada por muchas cosas, pero solo una es necesaria. María ha escogido la mejor, y nadie se la quitará. (Lucas 10:38-41) 'La buena parte = la revelación, nadie te la quita por mas que el diablo trate de robar, matar, destruir lo que tu crees. No vivas como Martha, afanada, preocupada por lo que ve. Toma tiempo para oír, escoge la buena parte. Toma tu lugar que tienes en la palabra y deja que la palabra te enseñe.












































Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Qué dice la Palabra de Dios acerca de la caravana de Migrantes?

TAREA ESCOLAR

TAREAS DE LA CASA