EL QUE TIENE OIDOS PARA OIR, OIGA LO QUE EL ESPIRITU SANTO DICE A LA IGLESIA

El que tiene oídos para oír, oiga lo que el
Espíritu Santo dice a la iglesia



Al hablar del Nacimiento de Jesús, muchos lo ven como una linda historia y se quedan así como si nada les anunciara. El nacimiento de Jesús trae revelación para entender el mensaje que nunca pasa de moda. El nacimiento de Jesús no es pasado, es presente. Es el regalo que Dios nos entregó. Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado (Isaías 9:6). El nacimiento de Jesús vino para cumplimiento de nuestro bienestar. Gente no ha recibido en sus vidas este poderoso regalo de Dios. Jesús vino a cambiar el rumbo de la vida hasta el día de hoy. Jesús es el mismo de ayer, hoy y siempre (Hebreos 13:8). Al recibirlo se abrirá el entendimiento y podrás entender el verdadero significado de la navidad. Jesús no nomas nació. Hay un propósito de Dios para tu vida en esto, pero hay gente que solo cree que navidad se trata de fiesta, comida, regalos. Eso pasa y se quedan vacíos y empiezan un año nuevo con deudas, otros empleitados. Cuando el nacimiento de Jesús es paz, amor, armonía, esto se necesita en  las familias en el mundo entero, y se llamara su nombre Admirable en sus planes, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz. (Isaías 9:6). Al nacer Jesús trajo planes de Dios para tu vida, planes de bien y no de mal a fin de darles un futuro lleno de esperanza. Yo el Señor les afirmo (Jeremías 29:11). Es tiempo de tomar en serio la celebración de la navidad. Hace tanta falta en cada familia, restauración, paz. El diablo por eso ha dividido a las familias, con tantas perturbaciones, porque no han recibido el mensaje que trajo Jesús. Para dar luz a los que viven en la más profunda oscuridad, para dirigir nuestros pasos por el camino de paz (Lucas 1:79). Es tiempo de celebrar por la paz, por la luz = revelación de entender, valorar lo que se nos ha sido dado. El pueblo que andaba en oscuridad vio una gran luz, una luz ha brillado para los que viven en tinieblas (Isaías 9:2). No viva en tinieblas. Al decir Feliz Navidad, es feliz porque sabes lo que has recibido a través del nacimiento de Jesús. Recibió vida, paz. Señor has traído una gran alegría muy grande, es el gozo, todos se alegran delante de ti como en tiempo de cosecha. (Isaías 9:3). Celebrar a Cristo. Somos un espíritu con Él (1 Corintios 6:17). Ustedes son el cuerpo de Cristo y cada uno de ustedes es parte de ese cuerpo (1 Corintios 12:27). Celebrar que Dios está con nosotros, he aquí una virgen concebirá y dará a luz un hijo y llamaras su nombre Emmanuel que traducido e “Dios con nosotros” (Mateo 1:23). Gente se pone melancólica y triste porque han desviado su mirada de la celebración de navidad. Celebran una tradición puesta por la misma gente, mas no como la palabra de Dios nos dice. Navidad se trata del nacimiento de Jesús. Alégrate y regocíjate en el salvador que nació y dio su vida por nosotros, nos sanó, nos prosperó. (Salmos 107:20). Cerca de Belén, había unos pastores que pasaban la noche cuidando sus ovejas, de pronto se les apareció un ángel del Señor y la gloria del Señor brilló alrededor de ellos y tuvieron mucho miedo. Pero el ángel les dijo: “no tengan miedo, porque les traigo una buena noticia que será motivo de gran alegría para todos, hoy les ha nacido en la ciudad de David un Salvador que es Cristo el Señor. (Lucas 2:8-11). Navidad es una buena notica que es un motivo de gran alegría para todos, nació quien nos perdonó, nos ama. En aquel momento aparecieron junto al ángel, muchos otros ángeles del cielo, que alababan a Dios y decían ¡Gloria a Dios en las alturas! ¡Paz en la tierra, entre los hombres que gozan de su favor! (Lucas 2:13-14). Los ángeles alababan a Dios, por lo que estaban viendo el nacimiento de Jesús. Vea lo que estaba manifestando este nacimiento, un cambio para los hombres que lo reciben. Empiece a darle valor al nacimiento de Jesús y celebre a Jesús en esta Navidad. Cuando los sabios llegaron al lugar donde nació Jesús ellos se alegraron mucho. Luego entraron a la casa y vieron al niño con María su madre y arrodillándose lo adoraron. Abrieron sus cofres y le ofrecieron, oro incienso y mirra. (Mateo 2:9-10). Vea lo que ellos hicieron al ver el nacimiento de Jesús. Abre tu corazón y ofrece, gratitud, obediencia y rectitud para que lleves a cabo todo lo que Dios te ha enviado a decir con Jesús.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Qué dice la Palabra de Dios acerca de la caravana de Migrantes?

TAREA ESCOLAR

TAREAS DE LA CASA