ABRE TU CORAZÓN

El que tiene oídos para oír,
 Oiga lo que el Espíritu Santo dice a la Iglesia.


Abre tu corazón para que puedas creer.

 Creer es reaccionar a lo que estas oyendo, que es el mensaje de Cristo. Abrir el corazón te lleva a sacar toda duda a lo que Jesucristo te dice, que hizo por tí con su crucifixión, muerte y Resurrección.
Levanta tu corazón para que viva en la verdad. Efesios 5:14. Jesucristo le hablo a tu corazón abierto. Gente oye el mensaje de Cristo con su corazón cerrado, por eso no entiende lo que ya fue pagado y no puede recibir lo que ya fue pagado. Cerrado nada puede pasar, un corazón así rechaza el amor de Dios que es Jesucristo muriendo por nosotros. Juan 3:16. No se puede creer querer creer con el corazón cerrado. Juan el Bautista entro hablando a los corazones para que reaccionaran y les decía  cambia tu forma de creer en Dios. Mateo 3:1-2. Unos corazones atendieron a esa palabra, pero muchos corazones ni oyeron. Hoy día se ve lo mismo, siguen oyendo y se les hace pesado porque el corazón esta cerrado, no da el paso para oír. Hechos 28:27. El corazón cerrado se hace insensible no entienden con el corazón.

Cuando Jesús entro a Jerusalen muchos de los que gritaban Hosanna, no entendían con el corazón lo que hacían, eran palabras superficiales. Juan 12:13.  El mensaje de la entrada triunfal de Jesús, era para entrar al corazón y así producir un cambio, anunciaba con su entrada lo que venia hacer para salvar el corazón y así tener una relación, comunión con Dios. El corazón de esa gente que gritaba y ponía sus mantas por el camino, solo veían a un hombre, que venia sentado en un asno=burro, no veían con sus ojos espirituales los del corazón, que era el Mesías, el Salvador, Sanador y proveedor. Y no vieron y le rechazaron en su corazón. A los suyo vino, y los suyos no lo recibieron. Juan 1:11. Lo que Jesús vino a traer con su entrada triunfal, se recibe con el corazón y para recibir debe abrirse. Para que su entrada triunfal en el corazón permanezca para siempre eso traerá una manifestación continua de lo que fue pagado. Mucha de esa gente que gritaba "Hosanna", estaba después gritando "crucificarle", se hicieron sus corazones enemigos de Jesús, con sus bocas lo hacían ver, su odio para Jesús. Pero ellos gritaban más alto ¡Crucifícalo! ¡Crucifícalo! Ellos insistían a gritos pidiendo que lo crucificaran, y tanto gritaban que consiguieron lo que querían. Lucas 23:21-23. Pilato quería soltar a Jesús, pero ellos, quisieron soltar a Barrabas, un hombre que cometió homicidio y rebelión, una lacra. Lucas 23:20-25. Un corazón cerrado nunca va a permitir que la entrada triunfal sea manifestada y siempre estará ese corazón sufriendo opresión del temor, nunca ese corazón tendrá paz, todo será derrota. La entrada de Cristo en el corazón es triunfo y triunfo. El corazón de Pedro aparentemente estaba con Jesús, creía que andaba con Él pero llegó un momento en que se dió cuenta que no era así.
Jesús les dijo todos ustedes se apartarán de mí. Pedro dijo aunque todos se aparten yo no me apartare. Jesús le dijo me vas a negar tres veces. Pedro le dijo. Aunque tenga que morir contigo jamás te negare. Y todos los discípulos dijeron lo mismo. Mateo 26:31-35. 
El corazón se aparta de Jesús. Cuando no se abre de verdad, para oír, creer, y actuar. Pedro el que en una ocasión había dicho a Jesús. Tu eres el Cristo. Marcos 8:29. Ahora Pedro dijo: "yo no lo conozco" y lo hizo tres veces. Mateo 26:69-74. Engañoso es el corazón si no se abre para recibir, Jeremías 17:9.

 ¿Cómo recibes la entrada triunfal de Cristo?

Con la mente o con el corazón abierto. Si abres el corazón par recibir el mensaje de Cristo vas a permanecer y nunca se apartará de la Fe. Y en todo tiempo tendrás presente lo que Cristo pagó, y tendrás un corazón agradecido. No olvidarás los Beneficios. Salmos 103:2. Recibe la entrada triunfal en tu corazón y no niegues en tu corazón que Jesús es tu Señor. Judas lo negó, y se perdió su corazón para siempre. La traición niega. Pedro lo negó, pero se arrepintió y abrió su corazón y recibió perdón y alzaba su voz anunciando el mensaje de Cristo, llevando en Alto el triunfo de Jesús. Hechos 2:14. Porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído dijo Pedro. Hechos 4:20.

Pastor Asociada Mireya San. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Qué dice la Palabra de Dios acerca de la caravana de Migrantes?

TAREA ESCOLAR

TAREAS DE LA CASA