NO TE ENCADENES A LO QUE ESTA OCULTO

EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR, 
OIGA LO QUE EL ESPÍRITU SANTO DICE A LA IGLESIA.


Escucha y pon atención y no digas que exagerado es lo que dicen de las prácticas del mal. Esto no es religioso, tampoco fanatismo, ni extremo. Halloween es también llamado el día de las brujas. ¿Qué hay en eso? Movimiento en las tinieblas, donde se hacen sacrificios de vidas, para celebrar victoria del mal. 31 de octubre es una invocación a espíritus de maldad y miles de personas entretenidas con la celebración, con dulces y disfraces, pero detrás de eso, hay un mover de maldad, que no es bueno para quienes participan en eso. Serán perseguidas, por lo que van invocando junto con miles de ocultistas, que invocan demonios esa noche en sus vidas y en sus casas. Halloween es importante para ellos, así como para nosotros celebrar la muerte y Resurrección de Cristo. Estas personas Celebran día de victoria diabólica para pasar de ahí al mes de diciembre para preparar los planes para el año entrante, mientras que los hijos de Dios entretenidos en los malls y tiendas haciendo sus compras navideñas.

La Palabra de Dios nos hace un llamado a entender el peligro de involucrarse, en la práctica e invocación del mal. No seas participe con ellos en las obras infructuosas de las tinieblas sino más bien repréndalos. Efesios 5:7-11. Repréndalas ¿Cómo? No uniéndote a celebrarlas. Quienes empezaron la práctica de Halloween adoraban al dios de la muerte, invocaban espíritus y demonios. El objetivo de Halloween es tener contacto con espíritus. Por eso ni los cristianos, ni gente en general deben practicarlo. Pones en peligro tu vida y la de los tuyos, porque vas a caminar en las tinieblas, no es como lo ves que solamente te disfrazas y andas pidiendo dulces. ¿Qué hay detrás del disfraz y los dulces y traer una calabaza? Cuando le pones a tus hijos un disfraz, lo estas cambiando o vistiendo con un propósito del diablo, donde le estas dando el derecho a satanás, a que cuando quiera venga y lo controle, por eso hay tanta violencia en ellos.
Con ese disfraz, estás diciendo aquí está mi hijo y casa. La Palabra de Dios nos dice: No deis lugar al diablo. Efesios 4:27. Al disfrazarte, y disfrazar a tus hijos y pintarles sus rostros estas haciendo un pacto satánico, estas sacrificándote tú, y tus hijos espiritualmente y cambiando su identidad.
Que nadie de ustedes ofrezca en sacrificio a su hijo, haciéndolo pasar por el fuego, ni se dedique a la hechicería, ni a los encantamientos, ni consulte a los adivinos, y a los que invocan a los espíritus, ni consulte a los muertos porque al Señor repugna los que hacen tales cosas. Deuteronomio 18:10-12 No puedes tener trato con el diablo porque abres puertas al celebrar Halloween; te encadenas con todo lo que tú no ves en lo oculto. Les digo que cuando los paganos ofrecen algo en sacrificio se lo ofrecen a los demonios. 1 Corintios 10:20.

El día de Halloween, que es el día donde el diablo celebra su victoria sobre el mundo; hay Iglesias que organizan y permiten que los niños usen disfraces de personajes bíblicos y les dan dulces teniendo la "buena intención" de disminuir o tapar el pecado de ocultismo; olvidando que  El diablo se disfrazó como ángel de luz. 2 Corintios 11:14. ¿Por qué disfrazarlos? En Halloween disfraz es disfraz, y no porque revestiste a tus hijos con personajes bíblicos y los dulces se los dan en la iglesia  quiere decir que no estés celebrando Halloween.


Cuando el pagano ofrece algo en sacrificio se lo ofrecen a los demonios y no a Dios, queriendo decir que hacen lo mismo que el pagano, lo que haces no es para Dios. Cristianos imitando, nada más con personajes Bíblicos. Y yo no quiero que ustedes tengan parte con los demonios. No pueden beber de la copa de Señor, y a la vez de la copa de los demonios, ni pueden sentarse a la mesa del Señor y a la vez a la mesa de los demonios. 1 Corintios 10:20-21. El diablo pide dulces o te hago daño. La calabaza representa un espíritu diabólico. Luego tus hijos sufriendo de terror nocturno, y no se sabe que le pasa al niño(a), son las prácticas en las que participas y los llevas, diciendo "al cabo ¿qué de malo tiene?". Dice el Señor salgan de en medio de ellos, y apártense, no toquen nada impuro. 2 Corintios 6:17. No toquen ¿Qué? Disfraces, dulces, calabazas, nada que es hecho para la celebración de Halloween.

Adornar sus hogares con eso, es estar poniendo pura invocación satánica, y ¿qué va recibir de eso? ¡Mal!. Porque no estamos luchando contra gente de carne y hueso, sino contra malignas fuerzas espirituales, las cuales tienen mando, autoridad y dominio sobre este mundo obscuro. Efesios 6:12. Es tiempo de liberarse de esas cadenas y de practicar  en algo que a Dios le repugna, diciendo ¡No al Halloween!

Pastor Asociada Mireya San.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Qué dice la Palabra de Dios acerca de la caravana de Migrantes?

TAREA ESCOLAR

TAREAS DE LA CASA