EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR,
OIGA LO QUE EL ESPÍRITU SANTO DICE A LA IGLESIA

¿Eres Bendición o eres maldición? Lo que seas eso es lo que va haber en tu casa, la Bendición o maldición no llega por sí sola a tu casa, llega por alguien que la lleva y la acomoda en casa.

Casa representa lugar donde vives y también representa familia y tu corazón. De lo que traes en el corazón eso vas a platicar y esas pláticas van a determinar lo que vas a tener. Tu metes a tu casa lo que tu dejas entrar.

La Palabra de Dios habla de un hombre padre de familia tenía doce hijos, este hombre era portador de Bendición pero tenía en su corazón una preferencia muy marcada para uno de sus hijos y eso lo hacía notar entre sus hermanos, y empezó entre ellos desunión familiar, entró en sus corazones enojo ya no era nomás con su hermano José sino con su propio padre. Jacob era el nombre del padre de estos varones José era vestido por su padre con una túnica de colores y sus otros hijos andaban vestidos de blanco y negro.

Los colores de la túnica de José representaban Bendición, protección, blanco y negro representa amargura, coraje, odio esto es andar en maldición. José era el protegido de su padre y los otros hijos estaban desprotegidos. El padre era portador de Bendición pero ya no fluyo en su familia y todo lo que empezó en ese hogar fue pleitos, enojos y empezó un ambiente de maldición, los hermanos de José empezaron a buscar la manera de venganza en contra de su hermano. La mente de ellos empezó a trabajar en el ambiente de maldición y su corazón se les llenó de mal ellos no se fijaban que lo que llevaban en su corazón y mente era lo que iban a llevar a sus familias y que iban a caer a ser familias divididas. Una familia dividida carece de Bendición de la protección de Dios. Ahora lo que ellos tenían era maldición, expresaban con palabras el mal que deseaban para su hermano. José ni su padre detuvieron este mal que vino a ellos ¿Qué ves tu en casa, en ti y no estás haciendo nada para detener el mal? Jacob como padre no hizo nada, cuando veía que quería más a uno de sus hijos, José no le dijo hazle a mis hermanos la misma clase de túnica que a mi.

Es tiempo de arreglar todas las cosas que han tenido a división familiar. Ahorita hay muchos hogares que han quedado sin padre o madre o hijos porque han muerto y tu ves en casa padre, madre e hijos y sigues enojado(a) resentido(a). José no veía que lo que hablaba con sus hermanos no les edificaba a lo contrario se ponían peor. José era portador de la Bendición pero lo tornaba en maldición hablando fuera de tiempo. Lo que era oportuno era primero arreglar las diferencias que tenían, reconciliarse y luego hablar los sueños que tenía. Sus hermanos lo escuchaban hablar y se encendían más lo aborrecian. Llegó hasta afectar al padre con el sueño no le agrado los sueños de José eran para Bendecir la familia pero no estaba el ambiente de acuerdo para recibir había rechazo. 

Quizá tú hablas y eres rechazado(a) y no te das cuenta que algo llevaste a casa y provocaste desacuerdo por tu conducta. La familia de Jacob estaba mal y siguió mal sus hermanos enojados, amargados. Un día salieron los hermanos de José alimentar las ovejas de su padre y empezaron hablar entre ellos que iban hacer con el problema que había en casa, la solución que tomaron no fue la correcta, se equivocaron. Tus hijos o tú están buscando una solución para el problema que hay en casa, y estas equivocándote o ellos se van a equivocar. Estás a tiempo de detener lo que está pasando. La solución es reconciliación. Los hermanos de José llegaron a la solución dijeron vamos a matarlo. Los hermanos de José llegaron a una solución definitiva lo vendieron con unos comerciantes y se lo llevaron a Egipto lejos de la familia y de papá. Cuando regresaron a casa no venían contentos por lo que hicieron ahora venían con más maldición cargo de conciencia ahora regresarón con la túnica de José manchada de sangre de un cabrito que degollaron para mentir a su padre creyendo que era sangre de José. Jacob reconoció la túnica y dijo una mala bestia lo devoró, la mala bestia era el corazón de sus hijos. Ahora el hogar de Jacob estaba más hundido que antes, el padre por la mentira de sus hijos cayo en luto=depresión eso afecta la familia.

Toda la familia metió maldición en casa. Jacob ya no quiso recibir consuelo, ahora lo vieron llorar y decir que quería morirse para estar con José. Y los hijos viendo y oyendo no decían padre te hemos mentido, tu hijo vive. Cuando estás en Maldición=enojado(a), o odio no vas hablar verdad porque no se reconocen errores. El reconocer te  lleva a arreglar muchos problemas en casa. La familia de Jacob eran portadores de la Bendición por un error lo tornaron en maldición=problema familiar. Ahora en casa había dolor, soledad el padre solo quería morir. Con querer morir no solucionas tu problema, con reconocer solucionas el problema. Que esta pasando en u casa? necesitas meditarlo. 

No solo digas tenemos muchos problemas. Jesucristo vino para entrar a casa, a tu corazón para que tengas solución y vino con un mensaje Emmanuel=Dios con nosotros si, Él está en tu vida y casa estarás siendo portador(a) de Bendición, unidad y respeto. Una familia es un equipo que debe estar unido para prosperar, crecer. ¿Quieres que Dios este con ustedes? ¿Quieres ser portador(a) de Bendición? ven a Cristo hazlo como tu Salvador y Señor eso te da derecho de ser hijo de Dios y tener privilegios. Si ya lo has hecho pero como Jacob cometiste errores con tu familia, solo reconoce y reconciliate con Dios y con los tuyos esto es decir Feliz Navidad. Enojados, odiando eso no es Feliz Navidad. Reconciliación vuelve tu corazón a Dios a tus hijos, esposo(a) hay Bendición cuando estamos unidos.

CITAS MENCIONADAS:
Lucas 6:45.              Proverbios 18:20-21.             Genesis 35:22-26
Genesis 37:3.           Genesis 37:5                           Genesis 37:4
Genesis 37:6-9.        Genesis 37:34                         Genesis 37:35-36
Genesis 28:1.            Mateo 1:23                              Romanos 10:9-10
Malaquias 4:5-6.       Lucas 1:7                                Salmo 13:1-3 
2 Corintios 4:4. 


Comentarios

Entradas más populares de este blog

SOMETE TUS PENSAMIENTOS A CRISTO

¿Qué dice la Palabra de Dios acerca de la caravana de Migrantes?

CUATRO PREGUNTAS QUE TE DEBES HACER.