El que tiene oídos para oír, oiga lo que el Espíritu Santo dice a la iglesia



Fíate de Jehová de todo tu corazón (Proverbios 3:5). No camines en temor, no camines en incredulidad, ten confianza en lo que has oído de mí, yo te ayudo, yo te sustento con la diestra de mi justicia. Cuando camines por las Corrientes de las aguas no te hundirás si tienes confianza en mí (Isaías 43:2). Derriba todo argumento y toda altivez que se levante contra el conocimiento de confiar en Dios (2 Corintios 10:5). Pont u mirada en el autor y consumador de tu fe (Hebreos 12:2). Por que vez lo que no te aprovecha no camines por caminos que parecen derechos su fin no será bueno (Proverbios 14:12). Cambia el lamento, confía en Dios, habla la palabra de Dios y busca entender solo teniendo revelación podrás actuar en confianza. Revelación es entender lo que lees en la palabra, al entender vas a actuar porque sabes lo que debes hacer conforme a lo que está escrito (2 Corintios 4:13). Y lo que está escrito te lleva a saber lo que Dios dice que confíes en El. Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros (Efesios 3:20). No deje que incredulidad le lleve a actuar por que el resultado es malo. No dejes que temor te domine, someteos pues a Dios, resistid al diablo y huira de vosotros (Santiago 4:7). Tome su lugar en lo que usted es en
Cristo y podrá resistir y no es de estar aguantando, resistir es ir en contra quien le quiere amedrentar y quien y quien lo quiere hacer es el diablo, que es el enemigo que busca que no sane, que no prospere, que no tenga éxito en lo que haces, el diablo vino a matar, robar y destruir (Juan 10:10). Es un enemigo y esta vencido, Jesucristo lo venció, lo derroto, y es por eso que usted no debe permitirle que le amedrente. Jesucristo nos ha dado la autoridad para pisar al diablo, pisar los pensamientos que trae a tu mente, el diablo trabaja en la mente de la gente y sus pensamientos se hacen fortalezas mentales, por eso dice la palabra que el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios (2 Corintios 4:4). Sea capaz de decidir en tomar la autoridad y derrumbar toda fortaleza mental que no le permite que entre revelación de la palabra para que su vida tenga paz, confianza. Lámpara es a mis pies tu palabra y lumbrera a mi camino (Salmos 119:105). No viva en oscuridad que es temor, inseguridad. Camine en completa seguridad, cada paso que das estas seguro que nada malo te pasa, porque confías en quien te dice que el cuida de tu y guarda tu entrada y salida (Salmos 121:8). Abra sus ojos y salga de las tinieblas a la luz y de la potestad del diablo a Dios (Hechos 26:18). Usted tiene la autoridad de Dios y con ella pisa la autoridad que el diablo quiere tener en usted, haciendo que caiga en temor, duda, inseguridad. He aquí os doy potestad = autoridad de hollar =pisar serpientes y escorpiones y sobre toda fuerza del enemigo y nada os dañara (Lucas 10:19). No sufra ningún daño, que le cause el temor, incredulidad, la solución al temor, incredulidad es confiar en Dios, y esto sucede al estudiar y conocer la palabra de Dios, esto le traerá grandes resultados. Deja tus preocupaciones al Señor y Él te mantendrá firme, nunca dejara que caiga el hombre que le obedece (salmos 55:22). Deje de preocuparse y ocúpese de tener revelación de la palabra para que aprenda a vivir en lo que Dios dice, confía en mí. Preocuparse denota que no tiene confianza en Dios, que está usted queriendo hacer las cosas en sus propias fuerzas. Aleja de tu mente preocupaciones y echa fuera de ti el sufrimiento (Eclesiastés 11:10). No deje que sufrimiento te aniquile por pensamientos que el diablo trae a tu mente. Pensamientos te dan ideas para que las lleves a cabo pero tú decides parar esos pensamientos. El diablo quiere vencerte para que lleves a cabo lo que el prepara para destruirte. Dios tiene pensamientos de bien para ti. (Jeremías 29:11). Conócelos esos son los pensamientos que debes tomar, eso te llevara a tener confianza en Dios y no caerás. Sino que te mantendrás en salud, prosperidad, en gozo, felicidad, en paz, confía en mí y no en tu propia opinión. Dios no es hombre para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta (Números 23:19). Dios no miente ni cambia de opinión. Cuando Él dice una cosa la cumple. Jehová es mi luz y mi salvación, ¿de quién temeré? Jehová es la fortaleza de mi vida, ¿de quién he de atemorizarme? (Salmos 27:1). No te desamparare. No te dejare, de manera que podemos decir confiadamente el Se
ñor es mi ayudador no temeré lo que me pueda hacer el hombre (Hebreos 13:5-6)

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Qué dice la Palabra de Dios acerca de la caravana de Migrantes?

CUATRO PREGUNTAS QUE TE DEBES HACER.

DA UN PASO MAS DE FE