BENDECIDOS PARA BENDECIR

Bendecidos para Bendecir


Consolar es un don poderoso. No consiste en adular ni en dar alabanzas vacías, sino en palabras alentadoras que nos inspiren esperanza y confianza para edificarnos en nuestra relación con Dios y con los demás. Bernabé era un consolador, y Dios lo envió a edificar al pueblo de Antioquía (vea Hechos 11:19-24).


"23 el cual, cuando vino y vio la gracia de Dios, se regocijó y animaba a todos para que con corazón firme permanecieran fieles al Señor; 

24 porque era un hombre bueno, y lleno del Espíritu Santo y de fe. Y una gran multitud fue agregada al Señor."







 ¿Tiene usted un "Bernabé" en su vida? ¿Es usted un "Bernabé" en la vida de alguien? Busque y reciba  sabiduría de Dios para ser alentador a los demás.

E.R.💗

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Qué dice la Palabra de Dios acerca de la caravana de Migrantes?

TAREA ESCOLAR

TAREAS DE LA CASA