En Medio de Nuestra Batalla

                                               
    En Medio de Nuestra Batalla

Vivimos en un mundo caído donde abundan los problemas que nos llevan a pelar una batalla. En muchas ocasiones nos dejamos llevar por la corriente de problemas que nos hacen desviar nuestra mirada de nuestra verdadera confianza. En ese momento dejamos entrar el desánimo y duda a nuestras vidas al darnos cuenta que llego el momento de pelear nuestra batalla.

En medio de la batalla es cuando más debemos de buscar a Dios y acercarnos a Él. Es muy importante que tengamos una relación con Dios donde podamos expresarnos y reconocer que necesitamos de él. Sabemos que Jesús está con nosotros pero es de suma importancia rendirnos y humillarnos ante Él porque le cedes el control de la situación. Vea Deuteronomio 31:6. Dice en su Palabra que seas fuerte y valiente. No tengas miedo ni sientas pánico frente a la batalla, porque el Señor tu Dios, él mismo irá delante de ti. No te fallará ni te abandonará.

Quiero recordarte el momento donde Dios le dio la instrucción a Moisés de liberar su pueblo de la esclavitud de Egipto. En ese momento el pueblo de Israel estaba peleando una batalla contra la esclavitud. Muchos israelitas se estaban acostumbrando a ser esclavos y no creían en una posible libertad. De la misma mamera en muchas ocasiones nosotros tambien nos acostumbramos a distintos sucesos que nos atan a los problemas y no nos permiten pelear la batalla.

Después de ser liberados, la promesa de que Dios estaría con su pueblo seguía vigente. Quiero que veas Deuteronomio 20:1. Cuando salgas a luchar contra tus enemigos y te enfrentes con caballos y carros de guerra y con un ejército más numeroso que el tuyo, no tengas miedo. El Señor tu Dios, quien te sacó de la tierra de Egipto, está contigo.

Lo que hará que tengamos victoria peleando nuestra batalla es que confiemos en Dios. No hay nada de malo depositar nuestra confianza a pesar de que muchos la ven como una debilidad; Dios la ve como una acción de fortaleza. Dios cuidará nuestra espalda y recibiremos la victoria de nuestras batallas. Vea Deuteronomio 20:4. ¡Pues el Señor su Dios va con ustedes! ¡Él peleará por ustedes contra sus enemigos y les dará la victoria!”.

Presentémonos ante Jesús con humildad y sinceridad, y el será nuestra confianza en medio de nuestra batalla.  

Yirel Pacheco


Referencias:

Colosenses 1:3-6, Deuteronomio 31:6, Deuteronomio 20:1,4

Comentarios

Entradas más populares de este blog

SOMETE TUS PENSAMIENTOS A CRISTO

¿Qué dice la Palabra de Dios acerca de la caravana de Migrantes?

CUATRO PREGUNTAS QUE TE DEBES HACER.