CONFIABLE

En Salmo 57:7. Leemos acerca de un corazón que no sólo es firme y constante, sino también confiable.

El diablo nos miente para poner pensamientos equivocados en nuestra mente. Constantemente, trata de robarnos nuestra confianza. No quiere que creamos que podemos oír a Dios o que creamos en el poder de la oración. No quiere que tengamos ninguna confianza con respecto al llamado a nuestra vida  o que tengamos alguna confianza en que lucimos bien, que tenemos alguna sabiduría o que sabemos algo. El quiere que vayamos por ahí sintiéndonos un fracaso. Por eso, necesitamos guardar nuestros corazones confiados en todo tiempo. He aprendido que no debemos sentir confianza, sino ser confiados. Podemos ser confiados por fe, porque nuestra confianza está en Cristo, no en nosotros mismos. No importa lo que sienta, yo debo seguir creyendo que puedo hacer cualquier cosa que sea necesario que haga por medio de Cristo, quien me fortalece. Si no sentimos confianza, sentimos temor, y he aprendido que en esas ocasiones, debo 'hacerlo asustado".


No debemos estirarnos fuera de nuestra cama con temor o desaliento. En cambio, debemos levantarnos cada mañana preparados para mantener a Satanás bajo nuestros pies. ¿Cómo podemos hacer eso? Lo hacemos declarando confiadamente lo que la Palabra de Dios dice acerca de nosotros. Confesando escrituras tales como: "Yo soy mas que vencedor por medio de Cristo. Yo puedo hacer todas las cosas en Cristo que me fortalece. Yo triunfare en cada situación, porque Dios siempre me lleva triunfante" (vea Romanos 8:7, Filipenses 4:13, 2 Corintios 2:14). Declarar la Palabra de Dios no sólo hace que el diablo nos deje solos, sino que también fortalece a nuestra confianza y la confianza es esencial, si vamos  seguir creciendo y avanzando en Dios.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

SOMETE TUS PENSAMIENTOS A CRISTO

¿Qué dice la Palabra de Dios acerca de la caravana de Migrantes?

CUATRO PREGUNTAS QUE TE DEBES HACER.