LA MUJER SABIA

EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR, OIGA LO QUE EL ESPÍRITU SANTO DICE A LA IGLESIA.



Ocupa tu lugar de descanso y observa lo que tienes en tu mano y úsalo con sabiduría e inteligencia para que edifiques tu casa  y vivas en bienestar todos los días de tu vida.
Si tan solo crees puedes avivar la confianza puesta en tu corazón para buscar y encontrar lo importante como se te ha enseñado en la Palabra.


La Biblia habla de una mujer que supo que era importante era importante encontrar un lugar de descanso como mujer, mientras desarrolla habilidades para edificar su casa.
Al encontar su lugar, aprovecho para hacer producir de su mano lo que había guardado para siempre en su corazon. El manual que ella encontró fue la Palabra que Jesús le habló. Esta mujer llamada Maria oyó palabras que le dieron visión de quién era, palabras que la ubicaron. Se dió cuenta que era una mujer que estaba dentro de los planes de Dios, y que esos planes eran de bienestar y no de sufrimiento, se dió cuenta de que ella tenía un lugar en los planes que producen. Maria supo que ahora nadie le iba a detener, porque lo que estaba oyendo le decía que jamás nadie le quitaría lo que estaba recibiendo. Ella antes de ocupar su lugar, posiblemente era una mujer que tenia daños emocionales causados por palabras de maltrato, palabras de ofensas, insultos que lastiman. Algo le pasaba dentro de ella que cuando vió a Jesús, supo que Él podía hacer todo por ella. 

Dios en tí como mujer ha puesto un manual de vida para que lo uses y puedas edificar tu casa. Comenzando tu como mamá y luego para tu familia. Es posible que te has detenido por insultos, daños con palabras que han lastimado tu corazón y eso no te ha permitido edificar. Hoy sal de eso, así como Maria salió de ese encierro y vió la luz, tu también puedes. Recuerda que Dios restaura lo que paso. Busca soltar lo que esta en tí, y usa la habilidad que Dios te dió para hacer las cosas con sabiduría e inteligencia de Dios. Puedes levantarte y construir lo que ves que cayó. No te quedes creyendo que es imposible, Jesús le dijo a Marta hermana de Maria que si creía iba a ver la Gloria de Dios, iba a ver el Poder de Dios cambiando las cosas.

 Hoy tienes tiempo para encontrarte con el manual de vida que Dios ha puesto en tu mano, ábrelo y ve y tus ojos de tu entendimiento se abrirán  y sabrás que tienes mucho que hacer, tienes mucho para producir. Cada uno de tus hijos como tu esposo necesitan encontrar el manual de vida que es la Biblia para ser ubicados y conozcan lo que Dios dice que es el valor que tu tienes en casa como mamá y ellos puedan ver que tiene promesa el que te respeten.

Dice la Palabra de Dios que cuando el pueblo de Israel iba a salir de Egipto, Dios hablo con Moisés y le mostró el manual de sabiduría para ellos, y le dijo que se prepararan para su salida, sentándose como familia a la mesa y cocinaran un Cordero y todos comieron de el. Él Cordero es la Palabra que es nuestro manual de vida. Y les dijo Dios: "coman todo el Cordero como familia", esto iba ha traer Reconciliación familiar. Cuantos de ellos al sentarse a la mesa para comer el Cordero en casa tenían su corazón lastimado, ofendido, por palabras de maltrato, ellos fueron esclavos durante 430 años imagínate que palabras y actitudes de desprecio vinieron de los egipcios. 

Cuantos de los que se sentaron a la mesa estaban con su corazón creyendo que no servían, solo lo que podían hacer era pisar el lodo y siempre viendo el piso no podían ver otra cosa que ellos quisieran, cuando Dios dijo a Moisés siéntalos a todos en la mesa, reunelos allí y que coman Cordero asado era para que sanaran de todo y que salieran como familias sanas. Para hacer el Cordero alguien tubo que cocinar y servir me imagino que fue la mujer cocinando para darle a los suyos y que sanaran su corazón.

 Tu puedes cocinar el Cordero y sentar a los tuyos y comer todo el Cordero para que sen sanados de todo mal entendido y tu corazón sane de toda raspadura que tenga. El pueblo de Israel duro 430 años con su corazón raspado, dañado, pero se sentó a la mesa como familia y salía de Egipto libre. No te quedes viendo que el mal sigue en casa. Puedes sacarlo y que entre el bien, que Reine el Bienestar y el Bienestar es Dios, es el Cordero.

Invita a los tuyos a comer Cordero y se tu mamá cocinando. Sal de la rutina cada vez que te levantas cada mañana. Levántate, despierta y alaba a Dios, tu lámpara no se apaga, siempre hay luz en tu casa. Siempre habla con sabiduría y enseña a tus hijos con la Palabra de Dios. La mujer que obedece a Dios es honrada. Ora por tu bienestar en  el Nombré de Jesús.

Pastor Asociada Mireya San.

Citas mencionadas.
Lucas 10:38-42.  Proverbios 14:1.
Eclesiastes 3:15.  Juan 11:40.
Efesios 6:2 Éxodo.  12:1-3-9-10.
Éxodo 12:40.  Jueces 5:12.
Proverbios 31:18-26.  Salmos 119:105.
Proverbios 31:30.  Jeremías 29:11.
Malaquias 4:5-6.   Lucas 1:17.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Qué dice la Palabra de Dios acerca de la caravana de Migrantes?

CUATRO PREGUNTAS QUE TE DEBES HACER.

DA UN PASO MAS DE FE